Acceder de manera remota a la Raspberry Pi

Publicado .

SSH (Secure Shell) es un protocolo que permite manejar por completo una computadora por medio de un intérprete de comandos, es común en todos los sistemas Linux y Raspbian para la Raspberry Pi no es la excepción. A través de SSH se puede ejecutar cualquier comando que se pueda ejecutar en la consola local de la computadora. Raspbian y Raspbian Lite tienen activado el servidor SSH de manera predeterminada, a través de un cliente SSH podremos conectarnos a él y gestionar a la RPi de manera remota.

Para Windows

PuTTY es una aplicación de código abierto que permite conectarse como cliente a servidores SSH y TELNET, también se puede utilizar para interactuar con servidores TCP o puertos seriales. Permite guardar las conexiones, elegir el protocolo, cambiar el puerto y especificar la dirección del servidor. Cuenta con varias configuraciones que permiten adaptarlo a cualquier gusto y codificación de conexión. Sólo basta introducir o cargar los datos del servidor, dar clic en abrir (open) y listo, al conectarse, el servidor preguntará el usuario y contraseña (los mismos que utilizas para iniciar sesión localmente en la RPi) y después de eso se estará en la consola de la Raspberry Pi.

 

Puedes descargar PuTTY desde su página oficial o da clic aquí para descargar directamente PuTTY en su última versión.

Para distribuciones Linux (Ubuntu, Debian, Raspbian)

No necesitas descargar ninguna aplicación extra, la función de cliente SSH ya viene incorporada en la mayoría de sistemas Linux, basta con abrir la consola y ejecutar un comando para convertir la consola actual en una consola remota. Esto significa que también te puedes conectar fácilmente desde una Raspberry Pi a otra Raspberry Pi. Si te quieres conectar por ejemplo a una RPi con la IP 192.168.1.130 deberás introducir el comando:

ssh pi@192.168.1.130

Donde pi viene siendo el usuario por defecto de la Raspberry Pi, se preguntará la contraseña y ¡vualá! ya estamos en la consola de la RPi remotamente.


Para móviles

También es posible hacer esto con nuestros dispositivos móviles, existen varias aplicaciones que permiten hacerlo, por ejemplo, para iOS está disponible la aplicación iTerminal (es la que más me gustó de las que he probado, ¡pero hay muchas!) que es gratuita y permite almacenar las conexiones con su usuario y contraseña, así no tendrá uno que escribirla siempre que quiera uno conectarse. Contra: muestra una pequeña publicidad en el pie de la pantalla.

 

En el caso de Android he probado con la aplicación ConnectBot, de igual manera es gratuita y permite almacenar las conexiones y el usuario (pero no las contraseñas), incluso muestra una pequeña barra para introducir teclas que no están en el teclado del dispositivo.

 

Todos los clientes suelen preguntar si deseas confiar en la firma del certificado del servidor al que te estés conectado, esto por seguridad, pero en tu red interna puedes dar en confiar sin preocupaciones de tener interceptores. También puedes probar cómo copiar archivos entre sistemas Linux utilizando SSH.

Más tutoriales