Configurar una IP estática en la Raspberry Pi

Publicado .

Cuando se está utilizando una Raspberry Pi remotamente en nuestra red local es recomendable utilizar una IP estática, de este modo el módem o router no asignará IPs diferentes cada vez que esta se conecta, evitándonos la molestia de tener que averiguar la nueva IP en caso de que no podamos conectarnos a ella. En este tutorial averiguaremos cómo hacerlo utilizando la consola.

Se recomienda no utilizar la herramienta de conexión de la barra de herramientas del escritorio, ya que de esta forma aunque nos conectemos a la red exitosamente, no podremos establecer una IP estática y siempre la asignará el módem. Lo primero que debes hacer es averiguar la configuración actual de tu red (si ya la conoces puedes saltarte este paso), si estás en Windows abre la consola (o símbolo del sistema) y ejecuta el comando:

ipconfig

Busca la configuración de tu adaptador de red que estés utilizando y verás algo parecido a esto:


Es importante anotar la máscara de red o netmask (en este caso es 255.255.255.0), la puerta de enlace (que es la IP del módem, en este caso 192.168.1.254) y notar el prefijo de las direcciones de la red que es 192.168.1 en mi caso. La IP de difusión o broadcast es siempre la última dirección disponible en tu red, aunque en la captura no salga se puede diferir que es 192.168.1.255, anota todos esos datos y continúa.

En la Raspberry Pi, accede a la consola y ejecuta el siguiente comando:

sudo nano /etc/network/interfaces

Esto abrirá el archivo de configuración de redes con el editor nano, también puedes utilizar vim. En mi caso utilizaré la dirección estática 192.168.1.131 para esta Raspberry Pi.

Utilizando la interfaz Ethernet

Si prefieres utilizar un cable para conectar la Raspberry Pi, edita en el archivo la parte referente a la interfaz eth0, reemplaza los valores address a la IP que quieras establecer como estática, netmask con la máscara de tu red, network utilizando el prefijo de tu red y colocando un cero al final, broadcast con tu dirección de difusión y gateway con la dirección de tu puerta de enlace.

auto eth0
iface eth0 inet static
address 192.168.1.131
netmask 255.255.255.0
network 192.168.1.0
broadcast 192.168.1.255
gateway 192.168.1.254

Guarda los cambios en el archivo y reinicia tu Raspberry Pi con el comando:

sudo reboot

Y al reiniciar conecta tu cable Ethernet, para probar si fue configurado correctamente, utiliza el comando:

ifconfig

y verás algo parecido a esto:

donde se indica tu IP actual para la interfaz Ethernet.

Utilizando un adaptador WiFi

Si utilizas un adaptador WiFi compatible con la Raspberry Pi, entonces deberás configurar la interfaz wlan. Utiliza la siguiente configuración, utiliza los mismos valores que utilizaste para configurar el Ethernet:

allow-hotplug wlan0
iface wlan0 inet static
address 192.168.1.131
netmask 255.255.255.0
network 192.168.1.0
broadcast 192.168.1.255
gateway 192.168.1.254
wpa-ssid "Nombre de tu red"
wpa-psk "Contraseña de tu red"

iface wlan1 inet static
address 192.168.1.131
netmask 255.255.255.0
network 192.168.1.0
broadcast 192.168.1.255
gateway 192.168.1.254

A diferencia de la configuración Ethernet, aquí especificas también el nombre de tu red WiFi y la contraseña, no elimines la entrada para la configuración de wlan1 en ella utiliza la misma configuración que utilizaste para wlan0 pero sin las entradas de nombre y contraseña de red, por alguna razón no funciona la configuración wlan0 si wlan1 no está presente o está comentada. Comenta o elimina las líneas referentes a wpa_supplicant. Guarda los cambios y reinicia tu RPI. Al terminar de reiniciar, conecta tu adaptador WiFi y vuelve a ejecutar el comando ifconfig y verás en la nueva configuración algo parecido a esto:

Ambas configuraciones son compatibles entre sí, pudiendo utilizar la misma IP estática para Ethernet o para WiFi, utilizando uno a la vez (o utilizas el cable o utilizas el adaptador WiFi), si quieres tener los dos conectados entonces utiliza una dirección diferente para cada interfaz. En la siguiente imagen se muestra el archivo completo que yo utilicé para mi red:


Comenté la línea auto eth0 porque sólo estoy utilizando la conexión WiFi, si lo hubiera dejado activada y el cable no estuviera conectado entonces cualquier prueba de conexión ping hubiera fallado ya que la RPI trataría de hacerlo antes por la interfaz eth0 que por la wlan0. Ya teniendo la IP estática configurada el acceso remoto se facilita, por ejemplo, accediendo a la Raspberry Pi a través de SSH.

Actualización 27 de Marzo de 2016: Utilizando esta misma configuración no me podía conectar a mi Módem en la Raspberry Pi 3 a través de la señal WiFi utilizando el adaptador WiFi incorporado, siendo que funcionaba perfectamente en la Raspberry Pi 1 y 2 con un adaptador USB. Incluso tampoco me podía conectar utilizando el asistente del escritorio. Después de tres horas intentando sin éxito, se me ocurrió eliminar el espacio que se encontraba en el SSID de la red de mi módem, ¡vualá! la Raspberry Pi 3 por fin se pudo conectar al módem. Al parecer el adaptador WiFi incorporado en la Raspberry Pi 3 no soporta redes que contienen espacios en su nombre de SSID, por lo que si tu red contiene un espacio entonces tendrás que eliminarlo antes para poder conectar la RPi 3.

Más tutoriales